La estrategia de los “Océanos Azules”: Crear nuevos mercados

Posted on junio 13, 2007. Filed under: Edward de Bono |


¿Se encuentra tu compañía inmersa en una batalla diaria por retener la los clientes actuales y arañar algunos a la competencia? ¿Sientes que el mercado en el que está posicionada tu empresa está próximo a la saturación?

Si es así, quizás haya llegado la hora en pensar en la estrategia que propusieron los prestigiosos profesores Renée Mauborgne y W. Chan Kim y que la desarrollaron en su revolucionario best-seller “Blue Ocean Strategy: How to create uncontested market space and make the competition irrelavant”.

Ellos estudiaron los casos de éxito de unas 150 compañías, a lo largo de los últimos 100 años y han sido capaces de crear normas básicas y sencillas para que las empresas salgan del círculo vicioso del corto plazo y la competencia, y apuesten por una visión más global y a futuro de su realidad.

La metáfora del océano rojo –ese espacio teñido de sangre por los “mordiscos” de la competencia- y del océano azul –ese espacio de mercado limpio, en el que somos proactivos y no sólo reactivos- no puede ser más acertada.
La mayoría de las empresas se mueven a duras penas en sectores saturados por el exceso de productos, servicios y proveedores que los ofrecen. Algunas, sin embargo, han logrado romper el círculo vicioso de gestionar el hoy para centrarse en el mañana.

Mientras que las empresas que navegan por océanos rojos compiten en mercados existentes, las que lo hacen en océanos azules, los crean directamente. Las primeras se desviven por batir a la competencia, las segundas logran que no les afecte. Las perdedoras, explotan una demanda existente; las ganadoras crean una nueva demanda.
Las compañías sumidas en océanos rojos están sometidas a la tiranía coste-valor, mientras que las que disfrutan los océanos azules han logrado romper ese elemento condicionante.

Tratar de dar con el ansiado océano azul no se basa en intentar adivinar que quieren los clientes o hacia dónde se dirige el mercado. Se trata de tener una cultura de enfoque absoluto hacia el cliente, en el que la observación del mercado y de los consumidores alimente permanentes pistas sobre la que puede suceder y no sobre lo que está sucediendo.
El revolucionario nacimiento del Walkman de Sony se basó en la observación que la compañía hizo del fenómeno de ver a jóvenes paseándose con grandes aparatos radiocassetes en el hombro. Música + movimiento iluminó a Sony y la colocó en un océano azul, que ha transformado el curso de la historia.

Existen dos caminos fundamentales para crear océanos azules:

1) Descubrir directamente un nuevo sector, un nuevo segmento de mercado hasta entonces inexistente.

2) Ampliar los límites de un océano rojo –un sector ya existente- para crear un producto o servicio absolutamente novedoso.

En el primer caso, un ejemplo, es la compañía E-bay, que creó un mercado totalmente virgen: el de las subastas online.

En el segundo, Le Cirque du Soleil que dentro del anticuado, archiexplotado, decadente y aparentemente saturado sector del circo, logra crear un fenómeno global, que se ha transformado en historia de éxito, objeto de estudio en la mayoría de las escuelas de negocios.
Antes, Guy Laliberte tocaba el acordeón, caminaba en zancos y tragaba fuego; ahora es CEO de una de las exportaciones culturales más grandes de Canadá: Cirque du Soleil.

Fundado en 1984 por un grupo de artistas callejeros, Cirque ha montado decenas de producciones que han sido vistas por unos 40 millones de personas en 90 ciudades alrededor del mundo. En 20 años, Cirque ha alcanzado ingresos que a Ringling Bros. and Barnum & Bailey, el principal circo del mundo, le tomó más de un siglo alcanzar.

En la mayoría de los casos, un océano azul se crea dentro de un océano rojo cuando una empresa modifica las fronteras de un sector existente. Esto es lo que Cirque hizo. Al romper la frontera que tradicionalmente separaba el circo del teatro, generó un océano azul nuevo y rentable dentro del océano rojo del sector circense.

Ahora retrocede solo 30 años y piensa en: Fondos mutuos, teléfonos celulares, biotecnología, minoristas de descuento, entrega exprés de paquetes, snowboards, bares de café y videos para el hogar. Ninguno de estos sectores existía en forma significativa hace solo tres décadas.
Esta vez, adelanta tu reloj en 20 años. Pregúntate: ¿cuántos sectores que son desconocidos hoy existirán entonces? Si la historia sirve para predecir el futuro, la respuesta es: muchos.

Por desgracia, la mayoría de las empresas parece ir a la deriva en sus océanos rojos. La pregunta seria: ¿Qué tipo de lógica estratégica se requiere para la creación de océanos azules? Si la podemos contestar estaríamos en el camino de crear un valor de marca que perdurara durante mucho tiempo.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

2 comentarios to “La estrategia de los “Océanos Azules”: Crear nuevos mercados”

RSS Feed for ¡¡¡Marketing WOWWW!!! Comments RSS Feed

mucgisimas gracias

Muchas Gracias Mario me alegra mucho que te haya sido últil


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: